Seguir

Vectorman

Heavy metal Megaman

Vectorman es un título desarrollado por el estudio Blue Sky Software, distribuido por Sega a finales de 1995 para la Sega Genesis. Fue recibido con críticas sumamente positivas tanto por sus gráficos pre renderizados en 3D (que para la consola eran visualmente increíbles) como por su banda sonora. En este artículo voy a hablar de la primera edición del juego.

Querida, hice nuclear al Orbot

Warhead y sus malvados abdominales robóticos

El juego toma lugar en el año 2049, la raza humana ha provocado un cataclismo ambiental que los obliga a abandonar la Tierra y colonizar otros planetas, dejando atrás solo Orbots mecánicos encargados de limpiar nuevamente el ecosistema y transformar el mundo en un lugar habitable nuevamente. Vectorman es parte de ese grupo de Orbots, su trabajo consta en recolectar desechos planetarios y llevarlos al Sol, en donde son incinerados. Durante una de esas misiones, Raster, un Orbot de alto rango cuya función es el monitoreo de la Tierra, accidentalmente es conectado a un dispositivo nuclear -¿Cómo pasó esto?-, lo que lo vuelve loco. Raster entonces cambia su nombre a Warhead, se autoproclama líder de la Tierra y declara la guerra a los humanos -no andaba con vueltas-.

Al regresar de uno de sus viajes de rutina al Sol, Vectorman se encuentra con la Tierra llena de Orbots controlados (voluntaria o involuntariamente) por Warhead y decide tomar acción y restaurar la paz en el mundo. -Faltan 29 años para esto, dejen de tirar basura y no conecten robots a dispositivos nucleares, ya saben lo que va a pasar-

Limpiando el ecosistema, una explosión a la vez

Vectorman es un juego de acción y plataformas, similar a Megaman, que había salido varios años antes. Al comenzar el juego tendremos una interfaz en la parte inferior de la pantalla, de izquierda a derecha, tenemos el indicador de que arma estamos utilizando; nuestras vidas, representadas con miniaturas de Vectorman; nuestra salud (que podemos aumentar de manera permanente en el transcurso del juego); un temporizador regresivo (al llegar el tiempo a 0 perderemos una vida) y finamente nuestro puntaje. Además en la primera pantalla nos presentan los objetos básicos del juego, estrellas blancas que aumenta el puntaje y un televisor que al ser disparado explota y nos da Power-ups y otros ítems.

El modo de ataque básico es un disparo rápido ilimitado que puede ser utilizado libremente en todas las direcciones, en movimiento y durante los saltos, en el transcurso del juego además pueden conseguirse diferentes armas, con multidisparo, o balas que rebotan contra las paredes -mi favorito personal-, si bien no aumentan el daño de Vectorman, hacen más fácil avanzar por los niveles, aunque estas armas especiales tienen munición limitada. Otra clase de Power-up (aunque más específico por cada nivel) son transformaciones en diferentes objetos, como ser un paracaidas para llegar a lugares más lejanos con un salto, o en un auto que destruye paredes. -Las transformaciones son cortas, y no podes disparar mientras cambias de forma, pero te sentís genial y es lo que importa, ¿no?-

El cataclismo ambiental nunca se vió mejor

Veías esto de chico y te volvías loco

A lo largo del juego pasaremos por 16 niveles (representados como “días” en el juego), variando de locación y temática, un aeropuerto, el océano, cavernas, un tornado, plantas industriales, etc. –Sí, un tornado, no de fondo, literalmente un tornado-. La variedad de enemigos en un principio es simple, con disparos que son fáciles de esquivar; algo a tener en cuenta es que la apariencia del enemigo indicador de su comportamiento, Orbots pequeños mueren fácil, pero son más ágiles, en cambio los más grandes necesitan recibir más disparos antes de ser destruidos, son menos ágiles pero también hacen más daño. Cada nivel tiene un jefe que hay que derrotar para avanzar -obvio-, también hay algunas fases especificas (como el segundo nivel, o la fase final) en donde solo hay una corta introducción y se pasa directamente a la pelea contra el jefe.

En mi opinión, los gráficos son el punto fuerte de Vectorman y la fuente de todo lo bueno que siempre se dice de este juego. Tanto los fondos como los personajes están pre renderizados en 3D, y los efectos de iluminación son simples pero efectivos, lo que lo vuelve un juego increíblemente estilizado para Genesis. No hay ninguna perdida de framerate considerable. En lo personal, es un ejemplo de las grandes capacidades que tenía Sega en su época de 16-bits.

Sonido futurista, control de los 90

A pesar de la compresión obvia por la que estaba limitada la Sega Genesis, Vectorman tiene una de las bandas sonoras más fantásticas que he escuchado en consolas de esa generación. No recibe un puntaje perfecto porque en la mezcla de sonido, los efectos especiales (los disparos, específicamente) tienen un volumen muy alto y la música se pierde en el fondo. Aunque cabe destacar que los efectos de sonido (por ejemplo los televisores explotando) son muy satisfactorios para el jugador.

Los controles son responsivos, simples, aunque algo repetitivos. Los disparos no son automáticos, por lo que cada vez que apretás el botón es un disparo, y hay que disparar mucho -tus dedos no van a estar felices-. Aunque todo se soluciona temporalmente consiguiendo Power-ups. En cuanto a rejugabilidad, realmente no la hay, no hay coleccionables ni objetivos extra (además de los ítems básicos para aumentar la salud). Pero para este tipo de juegos tampoco es obligatorio que haya tantos adicionales.

Los Orbots existen, pero no preguntes demasiado

Además del slideshow de imágenes del principio del juego donde nos dan un contexto de lo que está pasando, no hay mucho más que agregue profundidad a la historia. La premisa es interesante, aunque pudo haber desarrollado un poco más en el origen de los Orbots. -Estoy esforzándome mucho por no hacer un chiste obvio, porque los Orbots están formados por bol… esferas-

Fue interesante para mí descubrir que Vectorman fue la respuesta de Sega a Donkey Kong Country (Super Nintendo, 1994), ya que para ese juego se utilizó la misma pre-renderización en 3D de los personajes. La idea de un Gorila contra un robot del futuro es, al menos en mi cabeza, interesante. Aunque si tomamos en cuenta que Vectorman fue diseñado para limpiar el planeta Tierra y termina en un tiroteo por la paz mundial, ¿Podría decirse que se trata de una aspiradora de combate del futuro?

Conclusión
Vectorman es un ‘must play’ de Sega Genesis, la música es genial, los gráficos son de lo mejor que ofrece la consola y si bien la historia no es increíble, no opaca la gran acción y satisfacción que genera ir corriendo disparando a toda velocidad con explosiones por toda la pantalla. Actualmente, Vectorman (y su secuela) es uno de los títulos incluidos en el ‘Sega Megadrive and Genesis Classics’, disponible en Steam. Go, baby go!
Lo Mejor
  • Gráficos fantásticos
  • Perfecta ambientación musical
Lo Peor
  • Poca profundidad en la historia
  • Mucha repetición de enemigos a lo largo de los niveles
8
Historia - 6
Jugabilidad - 7
Graficos - 10
Sonido - 9
Escrito por
Bartender IRL. Siempre tengo bajos FPS. Gamer desde que tengo memoria, mis primeras consolas fueron la NES y la Sega Genesis. Fanático de Sonic, Megaman, Shin Megami Tensei y Persona. Amo el lore de los juegos. Me especializo -creo- en hacer reviews y hablar del lore de los juegos, mirá como repito la frase, soy una pesadilla para la semántica. Avatar dibujado por kyo_smash.

Vota esta review

0 0

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé mi contraseña

Por favor, introduzca su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Usted recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.