Seguir

Paperboy

¡Extra! ¡Extra!

Los videojuegos nos han permitido experimentar varios roles que normalmente no podríamos desarrollar en nuestras vidas. Nos sirven como escapada de la realidad, para tomar un papel nuevo en un mundo imaginario, dándonos esa sensación de protagonismo y poder.

Bajo esta premisa, muchos desarrolladores nos dieron la posibilidad de tomar distintos papeles. Podíamos ser un capitán en una nave espacial para detener invasores extraterrestres, un fontanero en un mundo extraño que mataba tortugas y hongos para rescatar a una princesa, hasta una bola amarilla que tiene que comer y escapar de fantasmas en un laberinto.

El juego que veremos en esta ocasión nos transporta a un mundo lleno de fantasía, velocidad y peligros a la vuelta de cada esquina, mientras tomamos control de un valiente… repartidor de diarios. Así es, hablaremos de Paperboy de la NES, desarrollado por Eastridge Technology, lanzado en el año 1988 en América y en 1991 en el resto del mundo.

Una encrucijada entre la vida y la muerte

¡Éxito!

Bueno, la verdad no hay mucho que contar acá, es un juego arcade, así que la historia no era el factor principal. Somos el nuevo repartidor de diarios de una compañía y nuestro deber será repartir los diarios en un vecindario, en nuestra fiel bicicleta, por toda una semana. Una vez pasada la semana, nos retiraremos con toda la gloria (o no).

Como ven, eso es todo, no tengo mucho que agregar la verdad. Podría decir que funciona, ya que no veo necesario tener más backstory.

¿A cuál casa tenía que entregar?

¿Qué es esto?

Respecto a la gráfica, son simples y entendibles. El juego se desarrolla en una perspectiva oblicua, donde veremos las casas del vecindario a la izquierda y una parte de la calle en la derecha. Los colores son planos y sin mucho desarrollo de textura ni ambientación. Los obstáculos y “enemigos” serán fáciles de reconocer, pero no tienen mucho desarrollo tampoco.

Pasando a la música, decae bastante acá. La música es la misma para todos los niveles, no hay ningún cambio. Está bien que con el tiempo se volvió una pieza icónica de la historia de los videojuegos, pero después de escucharla mas de 21 veces, se vuelve repetitiva y aburrida.

Vamos a romper cosas… digo, repartir diarios

¿Qué está haciendo?

Bueno, pasemos a lo divertido. Si recuerdan la cabina de arcade original, esta tenia un mando con un manubrio de bicicleta, lo que le daba cierta inmersión al juego. Al tratarse de un port para una consola hogareña, en este caso la NES, no contaban con esa posibilidad, pero se maneja bastante bien. El objetivo del juego es sencillo, habrá 7 distintos niveles, representando los días de la semana, tendremos que repartir los diarios a las casas indicadas al principio de cada nivel, donde las casas más claras serán las que están suscritas al servicio de reparto y las oscuras no.

Comenzando, veremos la opción para jugar 1 o 2 jugadores, la diferencia siendo que, en 2 jugadores, se turnarán cada vez que el otro pierda una vida. Una vez dentro del primer nivel, veremos a nuestro personaje en su bicicleta e iremos avanzando por le vecindario. Los diarios siempre los lanzaremos a nuestra izquierda, deberemos dejarlos en la puerta y nos darán puntos extra si los dejamos dentro del buzón. El objetivo será entregar a todos los suscriptores para que cada día se vayan sumando más, permitiéndonos ganar más puntos. Además, podemos destruir las ventanas y la propiedad de los que no se han suscrito, para ganar puntos extra.

Este barrio es muy caótico

El tornado vibing

Encontraremos diversos obstáculos a lo largo del nivel: transeúntes, bocas de alcantarilla, perros, tornados, máquinas de cortar césped, autos, motos y hasta la misma muerte. Los obstáculos que se mueven podremos detenerlos lanzándoles un diario. El repartidor solo podrá llevar 10 diarios al mismo tiempo, cada vez que lancemos uno se irán agotando, para obtener más, veremos en el suelo paquetes de diarios tirados que, al recogerlos, nos rellenará toda la cantidad a 10.

Al final de cada nivel habrá una sección bonus para obtener más puntos, con diversos blancos que deberemos dispararles y evitar varios obstáculos hasta llegar a la meta. Luego de cada nivel, si conseguimos una entrega perfecta de pedidos, obtendremos más suscriptores luego del día, pero, si nos desempeñamos mal, perderemos suscriptores. Si en algún momento del juego nos quedamos con 0 suscriptores, perderemos el juego.

Conclusión
Paperboy es un viaje al pasado, donde los tiempos eran más sencillos y podíamos notar como las cosas mas simples nos daban horas de entretenimiento. El juego de NES no superó la prueba del tiempo, en mi opinión, de todas maneras, es un juego que vale la pena jugarlo por su valor histórico.
Lo Mejor
  • Sencillo de jugar
  • Romper las cosas
Lo Peor
  • Muy repetitivo en todo sentido
4.8
Historia - 3
Jugabilidad - 7
Graficos - 6
Sonido - 3
Escrito por
Chef profesional. Coleccionista aficionado de videojuegos y consolas. Nunca me salió un 360 No Scope.

Vota esta review

0 0

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé mi contraseña

Por favor, introduzca su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Usted recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.