Seguir

Ristar, the Shooting Star

Perdido, pero no olvidado.

Ristar, the Shooting Star (o simplemente “Ristar”) fue un título desarrollado y distribuido por Sega, lanzado en 1995 para las consolas Gamegear y Megadrive -8 y 16 bits, respectivamente-, en este artículo voy a concentrarme en la versión de Megadrive, o más conocida por nosotros como Sega Génesis. Además, la historia que voy a mencionar a continuación es la mostrada en la versión americana del juego (la versión japonesa tiene algunos detalles o personajes que fueron cambiados o removidos tras la internacionalización del título)

¿Estrellita dónde estás? En serio.

Greedy comenzando su invasión

El juego comienza en un lejano sistema planetario, llamado Valdi, que está sufriendo la invasión de Kaiser Greedy, un pirata y tirano espacial, que busca gobernar los 6 planetas del sistema. En uno de los intentos por detenerlo, un legendario Héroe (que el juego mantiene sin nombre) fue capturado –hasta ahí llegó lo legendario-, dejando indefensos a todos los habitantes de Valdi. Tiempo después Greedy toma control mental de los líderes de los 6 planetas. Por suerte, justo antes de caer bajo la influencia del tirano, los habitantes del Planeta Flora logran realizar un ritual para despertar a Ristar, hijo del legendario Héroe, y así comienza su aventura interplanetaria para detener los planes de Greedy.

El sistema planetario Valdi

Jugabilidad estelar

Es un plataformer clásico de esa generación de consolas. Inicialmente, contamos con 2 vidas y 4 estrellas, que funcionan a modo de HP, a lo largo del juego se pueden encontrar estrellas doradas y plateadas (que regeneran 4 y un punto de vida, respectivamente) miniaturas de Ristar (que otorgan una vida extra) y gemas doradas, que aumentan el puntaje del jugador. Ristar cuenta con un único ataque, que consta de estirar los brazos, agarrarse de sus enemigos, y darles un cabezazo para lanzarlos por los aires, en el caso de jefes o enemigos que requieran más de un golpe para morir, Ristar da el golpe y rebota levemente hacía atrás.

Si bien no hay Power-ups a lo largo del juego, hay diferentes métodos de usar el mismo ataque, en los niveles hay unas palancas de la que Ristar puede agarrarse y comenzar a girar, mientras más rápido se impulse, al soltarse, se transforma en una estrella fugaz, se vuelve invulnerable y puede alcanzar una gran altura. También hay palancas especiales que llevan a Ristar a una fase especial secreta, que varían en dificultad, sin enemigos. En estas fases ocultas se deben utilizar diferentes técnicas para escalar y moverse y llegar a un tesoro antes que acabe el tiempo -Las primeras son super fáciles, después solamente generan ganas de tirar el control, no es que me haya pasado-. Conseguir diferentes tesoros da bonificaciones de puntos al final del juego, y algunos pueden mostrar diferentes passwords (para acceder a la selección de nivel, etc)

Mundos y enemigos creando armonías fugaces.

Ristar tirando los pasos prohíbidos

Cada uno de los niveles es un planeta diferente (Flora, Undertow, Sonata, Scorch, Freon, Automaton, y el castillo de Greedy), y están divididos en 3 subzonas cada uno. Al final de la zona 1 hay un subjefe, y la zona 3 es el jefe del planeta, usualmente el líder (o una persona importante) del planeta en el que nos encontremos, pero con un esbirro de Greedy controlando su cerebro, como si fuera un parásito.

Cada planeta tiene una temática y un estilo diferente, por ejemplo planeta Sonata está basado en ritmo y música, el jefe, Awaueck, tiene ataques que desafinan la música de fondo. Esto me lleva a que cada jefe tiene tácticas diferentes y ataques variados, para que ninguna pelea sea igual a la anterior. Un detalle que me encanta es que las animaciones idle de Ristar (las que comienzan después de estar unos segundos quieto) cambian según el lugar dónde esté (por ejemplo, en Freon, el planeta del hielo, arma un muñeco de nieve o en Sonata, se pone a bailar), son pequeños detalles que le agregan personalidad y vida al personaje.

Itamor, jefe del Planeta Freon

En cuanto a enemigos, al igual que los jefes, están en combinación con la temática del planeta en el que los veamos, enemigos que te congelan en Freon, eléctricos en Automaton, etc. Algunos tienen escudos protectores que hay que destruir antes de poder dar el cabezazo definitivo -suena más épico de lo que en realidad es-, o también, se pueden utilizar enemigos voladores para llegar a zonas ocultas, generalmente donde se pueden encontrar las palancas para ir a las fases especiales que mencionaba antes.

Siendo técnicos *agregar un chiste sobre estrellas*

Viniendo de la era de 16 bits, tiene canciones que uno podría llegar a llamar icónicas en el juego (por ejemplo la primera zona de Planeta Flora, o la que suena durante el jefe final) Cada canción cumple su funcionan de ambientar cada planeta en relación al contexto (canción relajante y misteriosa para un planeta acuático, una canción alegre para estar en el bosque, etc). Algo a mencionar es que Ristar tiene voz y dice algunas frases durante el juego, algo que no era super común para la época, aunque lamentablemente la compresión de Sega hace difícil entender algunas de las cosas que nuestro protagonista dice.

En cuanto a gráficos, sin caer en que todo sea para la época -PERO PARA LA ÉPOCA- los gráficos son muy estilizados, con una paleta de colores brillantes y bien definida entre fondo y personajes, saca buen provecho de las capacidades de la consola y hay un framerate constante. Hay que tener en cuenta que el juego salió el mismo año que la Sega Saturn y solo dos años antes que la Sega Dreamcast, así que una comparación “en relación al año del juego” podría jugarle en contra, ya que el juego coexistió con consolas más avanzadas.

Feels, el Sonic que no fue

Ristar, en glorioso 3D… y T-pose

Para terminar, a modo de curosidad, Ristar salió de un prototipo de Sonic. Originalmente su nombre era Feels, un conejo que estiraba sus orejas y se aferraba a diferentes objetos. A medida que avanzaba el desarrollo de Sonic, y se llegó al diseño final del “erizo giratorio” que Sega buscaba, Feels pasó por diferentes variantes, hasta llegar a su forma de estrella llamada Ristar. Desde su lanzamiento, no volvió a protagonizar ningún juego, pero formó parte de varios easter eggs en los otros títulos de Sega, como Shenmue, o más recientemente en el título ‘Sonic & Sega All-Stars Racing Transformed’, en dónde tiene un modelo totalmente en 3D -y es adorable como nunca-.

Conclusión
Es un clásico de Sega, que lamentablemente no consiguió llegar tan lejos como su hermano mayor, Sonic. Pero no por eso deja de ser un gran título. Por suerte en los últimos años, con las colecciones que ha lanzado Sega –las muchas, muchas colecciones- Ristar vio de nuevo la luz y pudo ser disfrutado por diferentes generaciones de jugadores.
Lo Mejor
  • Controles intuitivos y simples, pero con margen para cierto nivel de aprendizaje
  • Gran banda sonora
  • Variedad en el diseño de los niveles y jefes
Lo Peor
  • Niveles algo cortos
  • Poca profundidad en la historia
8.5
Historia - 7
Jugabilidad - 10
Graficos - 8
Sonido - 9
Escrito por
Bartender IRL. Siempre tengo bajos FPS. Gamer desde que tengo memoria, mis primeras consolas fueron la NES y la Sega Genesis. Fanático de Sonic, Megaman, Shin Megami Tensei y Persona. Amo el lore de los juegos. Me especializo -creo- en hacer reviews y hablar del lore de los juegos, mirá como repito la frase, soy una pesadilla para la semántica. Avatar dibujado por kyo_smash.

Vota esta review

0 0

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé mi contraseña

Por favor, introduzca su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Usted recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.