Seguir

Kid Dracula

Despierta Príncipe Demonio

Una de las franquicias más populares de la desarrolladora japonesa Konami es la reconocida Castlevania. Ofreciéndonos un ambiente oscuro y gótico, logró capturarnos a muchos de nosotros con su intrincada jugabilidad, sus historias atrapantes y la gran rivalidad de los Belmont y Dracula.

Esto no quita que no hayan tenido tiempo a elaborar historias alternativas con un toque de humor, queriendo acaparar un mercado más joven y futuros seguidores de esta gran saga. En esta oportunidad analizaré el juego Kid Dracula, para la consola GameBoy, desarrollado por Konami y lanzado en el año 1993.

Este Spin-Off es una secuela directa del juego Boku Dracula-Kun, lanzado para la NES en el año 1990. Justo después de la historia del primer juego, el autoproclamado príncipe demonio Kid Dracula deberá detener nuevamente al Rey Garamoth.

10.000 años más tarde

Tomando lugar miles de años en el futuro, controlaremos a nuestro protagonista: Kid Dracula, hijo del renombrado Dracula. Al comenzar el juego veremos una cutscene donde aparecerán nuestro protagonista y su sirviente Death, que le dirá que Garamoth ha retornado y que deberá detenerlo. El problema es que Kid Dracula ha olvidado todos los hechizos que conocía, a excepción del de convertirse en murciélago y el de lanzar proyectiles mágicos.

Hay muchas versiones sobre el origen de Kid Dracula. Unos dicen que es una versión de Alucard y otros que es una persona diferente

Esta bien que es un juego sencillo sin necesidad de entregar una historia elaborada, pero es la premisa de ir del punto A al B, venciendo jefes sin ningún desarrollo entre medio.

¡Recordé este hechizo!

Comenzaremos en el castillo de Dracula. Podremos observar 3 corazones que serán los indicadores de salud, que al vaciarse nos hará perder una vida, la cantidad de vidas. También veremos monedas, que nos servirán entre niveles para comprar más vidas, y el poder que tendemos seleccionado en el momento, el cual cambiaremos con el botón Select.

Subiendo una de las torres

Tendremos que ir avanzando a través de los 8 niveles que se encuentran dentro de este título, enfrentando a antiguos aliados, robots y todo tipo de jefes al final de cada área. Luego de derrotar a uno de los jefes, recordaremos un hechizo que nos serán necesarios a lo largo de la partida, tales como un ataque circular ascendente con 3 murciélagos, lanzar bombas para destruir bloques en el mapa, poder caminar por los techos, una sombrilla que reflejará proyectiles, etc.

Los niveles irán aumentando de dificultad y complejidad, que sea un juego para niños parodiando castlevania no lo hace algo fácil, presentará grandes picos de dificultad.

Uno de los escenarios

Tendremos la posibilidad de aumentar la cantidad de corazones que llevamos gracias a un ítem de corazón que encontraremos en los niveles. Sí perdemos todas las vidas, estos volverán a ser 3.

Al contar con pocos botones, no tendremos muchas opciones sobre qué acciones realizar, aun así ofrecen una solución rápida y sencilla. Tendremos un ataque de proyectiles mágicos y podemos mantener presionado el botón para cargarlo y lanzar uno más fuerte. Dependiendo que poder tengamos seleccionado, este ataque cargado cambiará. Lo malo es que los poderes se sienten limitados, no utilizaremos todos en todo momento y algunos casi no los usaremos. Los niveles, como mencione anteriormente, son sencillos con una curva de dificultad que irá aumentando, con algunos picos en algunas áreas.

La esfera te dirá tu futuro

Minijuego de atrapar murciélagos

Entre niveles entraremos a un menú de bonus donde vamos a poder gastar nuestras monedas a través de minijuegos. El primero será como una ruleta, donde apostamos 2 monedas a un número y si este sale ganaremos la cantidad de monedas apostada.

También podemos gastar 10 monedas para ganar vidas extras. Al elegir esta opción, se nos presentaran 4 bolas de cristal con una letra cada uno, cada letra nos llevará a un minijuego en el cual deberemos conseguir puntos para ganarnos vidas extras, por ejemplo un juego de recolección de murciélagos. La implementación de minijuegos agrega un poco más de variedad, en mi opinión le da un buen toque.

¿Y este pequeño vampiro?

Podemos observar un estilo “Chibi” en los personajes, concordando con la naturaleza cómica del juego. No podría hablar de la paleta de colores, al ser un juego de Game Boy, es en blanco y negro, lo que no hace que sea un juego menos atractivo o interesante a la vista. Con sprites adorables y bien elaborados, al igual que fondos y paisajes dinámicas, logra atraparnos dentro de la aventura.

La música está compuesta por Akiko Itoh, haciendo un buen trabajo, aprovechando las limitaciones de la consola portátil. Logra componer piezas entretenidas que van muy bien con la temática del juego y haciéndonos recordar la franquicia Castlevania.

Pantalla de título
Conclusión
Kid Dracula es un título corto que nos dio paso a un Spin-Off jocoso parodiando el mundo de la saga Castlevania. Difiriendo de la saga original, veremos un estilo de juego muy similar a la franquicia Megaman. Konami nuevamente sabe cómo entregarnos un título entretenido y con mucho carisma.
Lo Mejor
  • Varias habilidades para aprender
  • Gráficamente atractivo
  • Fácil de jugar
Lo Peor
  • Historia floja
  • Habilidades poco útiles
6.5
Historia - 5
Jugabilidad - 7
Graficos - 7
Sonido - 7
Escrito por
Chef profesional. Coleccionista aficionado de videojuegos y consolas. Nunca me salió un 360 No Scope.

Vota esta review

0 0

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé mi contraseña

Por favor, introduzca su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Usted recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.

Regístrate