Seguir

Alex Kidd In the Enchanted Castle

El hijo bobo de sega

En que estabas pensando Sega

Cuando las empresas desarrolladoras empezaban a formar sus bases dentro de las consolas hogareñas acudieron a una estrategia de marketing que les permita una fácil identificación de ellos mismos, algo con que se pueda relacionar fácilmente y demuestre la personalidad y enfoque de cada empresa.

Esto dio paso a la que llamamos “guerra de mascotas” de la cual surgieron los personajes más queridos y emblemáticos tales como Mario de Nintendo, Sonic de Sega y Pac-man de Namco, por nombrar algunos. La máxima rivalidad puede verse en Nintendo y Sega, compitiendo en los primeros lugares a finales de los 80 y principios de los 90, posicionando a Mario y a Sonic como personajes de culto dentro de la cultura popular.

Diferentes mascotas de sega a través del tiempo

Pero este no fue siempre el caso, Sega tenía una mascota anterior a Sonic de la cual muchos no saben, que hasta hace poco se hizo a la luz gracias a sus apariciones en juegos modernos con un cameo o personaje secundario, hasta llegar a los tiempos más actuales con un nuevo lanzamiento de esta franquicia.

Estoy hablando de Alex Kidd, la mascota perdida de sega, más específicamente en el juego Alex Kidd in the Enchante Castle, para la Mega Drive, desarrollado por Sega y lanzado al mercado en 1989.

¿Dónde esta mi padre?

La historia es mala, no es por despreciar ni nada, pero al terminar el juego es cuando más nos decepciona y le da a todo lo ocurrido una sensación de que todo fue tiempo perdido.

Acá está

Sirviendo como secuela directa del anterior Alex Kidd in Miracle World de la consola Master System. Alex vive en el planeta Aries que es gobernado por su hermano, el rey Igul. Después de escuchar un rumor de su padre perdido, el rey Thor, que sigue con vida en el planeta Paperock, Alex viaja hasta este planeta para rescatar a su padre perdido. Como vemos es una historia sencilla. Pero eso no es lo que nos importa en este momento, sino su problemática al imponernos una jugabilidad confusa y sosa.

Otro Jump and… Kick?

La jugabilidad es de los peores aspectos del juego. Como mencioné más arriba, lo deja la mayoría al azar, ofreciéndonos niveles cortos sin desafío aparente, pero cuando representan una dificultad lo hace de manera injusta y a modo de prueba y error. Recién en el último nivel, que me atrevería a decir que es tan largo como la suma de los niveles anteriores, ofrecen mecánicas diferentes, laberintos y pequeños acertijos a resolver.

Una de las habilidades que obtendremos

Nuestro personaje tiene un pequeño abanico de habilidades a su disposición, golpeando a sus enemigos con su puño o con una patada voladora para eliminarlos, dejando caer monedas a su paso que deberemos recolectar para conseguir diversos power-ups que nos harán de nuestra aventura un poco más amena. No solo lo encontraremos en enemigos, sino también habrá dinero dentro de cofres rojos a lo largo de los 11 niveles que nos ofrece esta entrega.

Piedra, papel o zzz…

Entrada a los mini juegos

Ahora vamos a lo “interesante”, hay una manera particular de manejar los asuntos importantes, que es a través de… un simple juego de piedra, papel o tijeras. Así es, la mecánica principal es un simple juego de azar, donde nos dará una dificultad artificial, dándonos una ejecución pobre y para nada divertida. Cuando entramos a un edificio veremos a un gorila parado allí ofreciéndonos un objeto en particular a cambio de una suma de dinero, que irá aumentando conforme juguemos más veces dentro de ese nivel o dependiendo del nivel donde nos encontremos. Pero eso no es todo, no solo tenemos que darle dinero, sino que también debemos ganarle a un juego de piedra papel o tijera. ¿Qué pasaría si pierdo? Se preguntarán. Bueno, el juego nos castiga tal acción al quitarnos una de nuestras 3 vidas, teniendo que comenzar el nivel nuevamente.

Este no es el problema, no veo una gran cosa tener que obtener objetos que nos facilitaran el pasar por la partida a través de un juego de azar, sino que también es obligatorio hacerlo contra los jefes finales de algunos niveles. No se recompensará la habilidad del jugador al llegar al final y tener que aprender el comportamiento de un enemigo meticulosamente elaborado, sino que, nuevamente, tendremos que dejarlo todo a la suerte, dos veces. Una vez “vencido” nuestro enemigo, tomaremos un onigiri y eso nos dará paso al siguiente nivel.

¿Qué estoy viendo?

Los gráficos podrían considerarse el aspecto “rescatable”. No nos ofrece nada del otro mundo, una paleta colorida para ir de la mano de la premisa alegre que nos ofrecen. Lo malo que va acompañado de enemigos sin imaginación y sprites vagamente animados.

Portada occidental

Como en muchos juegos que son localizados en occidente, sufren una gran transformación en el aspecto gráfico. En primera instancia lo notamos en el cover. En la versión japonesa podemos ver a Alex Kidd, tal cual es, representado de una manera caricaturesca… Qué pasa en la version occidental. Podemos ver una ilustración semi realista de Alex rodeado de diferentes elementos del juego, obviamente exagerados. Claro ejemplo de hacer algo que es de «niños» en algo cool, para promover ventas en el occidente, dándonos algo grotesco y para nada atractivo.

La música es repetitiva y aburrida. Algunos niveles presentaban un poco de acción reflejada en la música y el sonido, pero se vuelve repetitivo muy rápido. La verdad no supieron aprovechar la capacidad del Mega Drive con su chip de sonido, en conjunto con que la composición de las piezas no es buena.

Conclusión
Alex Kidd es un intento fallido de parte de Sega para hacerle frente al gran éxito que estaba obteniendo Nintendo con su franquicia principal. Este juego es la viva prueba de por qué lo dejaron de lado y pasaron algo más exitoso. Con una nueva entrega en puerta, no se la verdad que esperar, puede que me sorprendan y logren algo extraordinario, pero me mantienen con las expectativas muy bajas.
Lo Mejor
  • Corto
  • Gráficos aceptables
Lo Peor
  • Jugabilidad aburrida e injusta
  • Música olvidable
  • Historia mediocre
2.8
Historia - 2
Jugabilidad - 2
Graficos - 4
Sonido - 3
Escrito por
Chef profesional. Coleccionista aficionado de videojuegos y consolas. Nunca me salió un 360 No Scope.

Vota esta review

0 0

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puede utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Olvidé mi contraseña

Por favor, introduzca su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Usted recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.